martes, 10 de diciembre de 2013

Ancla2

En la constante pesades de mis pensamientos encontré uno que tenía un ancla, me dolió tanto verme aferrada a el que quise en equipo con otros tantos arráncalo sacarlo del mar de mis ideas, del futuro que llegaría y en el cual no sabía si quería que estuviera. 
Encontré que mientras más trataba más se encajaba, mientras más, menos podía. Entonces decidí ver que era lo qe esa ancla detenía y encontré un simple nombre 6 letras entre lágrimas y risas me sorprendí de verlas. 
Me pregunte porque después de tantos ayeres aún no se iba? Porqué después de tantas lágrimas aún se quedaba? 
Las respuestas no llenaban la curiosidad y entonces fue cuando al verme decidida a saber que pasaba, vi que si aún seguía allí no era por el ancla o por las que no quería irse, si no por qué yo aún quería que anclara aún deseaba que se aferrara.
Vi también que estaba varado
por decisión propia pues podía tirar el ancla, soltarla y hecha ese a la mar... 
Vi entonces lo afortunada que e sido por descubrir esa ancla... Que aún me trae esperanza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario